It / En / Fr / Es

Colección I Massivi

Con la contemporaneidad, nos hemos acostumbrado a todos los procesos de alteración de la materia a través de procedimientos productivos artificiosos, que reinventan cada gesto diario dejando caer en el olvido el valor de lo auténtico, el valor de la naturaleza, la belleza de lo natural. Actualmente, la adaptación a la alteración va más allá de los límites de lo necesario coaccionando nuestros deseos de sencillez y autenticidad, que buscamos con esa obstinación justa para la que se convierten en exclusivos también los frutos con los que nos nutrimos y que indicamos como ecológicos para distinguirlos de los «normales». Itlas lleva años comprometida con el uso y el desarrollo de los recursos naturales y ha introducido también el concepto de «cultivo» y de utilización «ecocompatible» del patrimonio forestal en el empleo de la madera, y ha pedido a Archea Associati ampliar las fronteras de su investigación sobre el uso de los materiales naturales para abarcar el campo del diseño imaginando una «colección ecológica» de complementos de decoración.

Son asientos, bancos, mesitas, taburetes, mesas, rigurosamente construidos en madera maciza de encina, deseables y utilizables por la naturalidad de éstos, que se convierte en una característica intrínseca y formal del producto. Con la colección “I Massivi” resultan aprovechables intencionalmente, en el ambiente doméstico, todos aquellos objetos intrínsecamente rigurosos que no requieren esas transformaciones artificiosas y elaboradas de la materia en la que se suele perder, en el ciclo de metamorfosis industrial, todos los rasgos expresados por la materia bruta hablando en términos de resistencia, masa, tacto, color y olor. Viceversa, la capacidad y la costumbre expresadas por Itlas en el tratamiento de la madera, a partir de la materia prima, permite, de forma diferente a todos los restantes fabricantes de muebles, una atenta selección de troncos de los que se extrae esa excelencia dimensional, que constituye la premisa para la producción de objetos únicos, excepcionales, numerados individualmente por este motivo, como si de una obra de arte se tratase. Una colección en la que los creadores comparten con la verdadera autora, la madre naturaleza, la propiedad intelectual de la obra: un coautor, obviamente, sin rivales en términos de capacidad y ductilidad creativa.


Arch. Marco Casamonti
Massimiliano e Doriana Fuksas
Arch. Claudio Silvestrin