It / En / Fr / Es

La madera y la naturaleza

La madera, un recurso inagotable

La madera es un material extraordinario. Un recurso que crece en abundancia y que se renueva naturalmente. La madera es ligera, es resistente, emana calor y una sensación particular acogedora. La madera es flexible, garantiza prestaciones elevadas, es óptima para el aislamiento acústico y, sobre todo, dura en el tiempo: por eso constituye desde siempre uno de los materiales más importantes en la construcción.
Aunque la utilización de la madera representa también un modo muy sencillo para reducir las emisiones de anhídrido carbónico, la causa principal del cambio climático. De hecho, un efecto de la madera es la absorción del carbono en los bosques (Carbon Sink) y, en los productos a base de madera, tales como los suelos, la madera retiene el carbono (Carbon Stock).
La madera, de naturaleza elegante, es la materia prima utilizada para la producción de los suelos Itlas. Más de treinta años de historia y experiencia, convertidos en pasión y amor por los propios productos y por la madera de éstos.

La madera y la reducción de CO2

La madera desempeña un papel crucial en la lucha para frenar el cambio climático. Si los bosques ayudan a reducir la cantidad de anhídrido carbónico presente en la atmósfera, la utilización de productos a base de madera ayuda a atajar la cantidad de CO2.
De hecho, los productos de madera almacenan el carbono inicialmente incorporado en los árboles: aunque no absorben CO de la atmósfera, juegan un papel fundamental en el aumento de la eficacia de los bosques, al prolongar el periodo durante el que el anhídrido carbónico se mantiene fuera de la atmósfera. Aumentar la utilización de la madera es un modo sencillo para reducir el cambio climático.

El reciclado de la madera

La madera es una materia prima renovable y versátil que, al final del primer ciclo, se puede reutilizar, reciclar o usarse como una fuente energética con carbono neutro. Asimismo, es importante reiterar que la producción de productos de madera, como suelos, genera muy pocos desechos: los residuos, las astillas y el aserrín de la madera - producidos durante el tratamiento de la madera - se usan en el lugar de producción para producir calor y energía. Itlas recupera y utiliza los desechos del tratamiento para alimentar su producción.

La procedencia de la materia prima

Toda la materia prima, utilizada por Itlas, en la producción de los suelos de madera, procede de bosques gestionados en conformidad a una economía sostenible y certificados PEFC o FSC. La empresa realiza directamente la elección, al participar en primera persona en las subastas de madera más importantes. La mayoría de los suelos comercializados por Itlas son de madera de roble, procedente de bosques certificados franceses.
Desde 2009, la empresa utiliza también madera de haya italiana, procedente del Bosque del Cansiglio, certificado PEFC.